Hoy es Domingo, 23 noviembre 2014  /   Última actualización: 7:15 am
Opinión 03/04/2014 12:00 am

María Corina en Brasil

 

 

 

Milos Alcalay

 

 

 

La invitación que recibió la Diputada María Corina Machado de parte del Senador Ricardo Ferraco Presidente de la Comisión de Política Exterior del Senado del Brasil para que haga una presentación ante el foro parlamentario

No solo es una muestra de solidaridad con una actora fundamental de la política venezolana, sino el deseo de conocer la grave situación que atraviesa Venezuela en estos momentos de crisis y de colapso institucional, y con ello poder identificar los aportes que nuestro vecino del sur puede dar en la búsqueda de soluciones reales al conflicto existente.

“Hacia donde se incline el Brasil, se inclinará el resto de América Latina” afirmaba hace algunos años Henry Kissinger, destacando de esa manera el papel protagónico que ese país está llamado a cumplir en el ámbito de las relaciones hemisféricas. Esta prioridad se ha evidenciado en el ámbito de las relaciones estratégicas venezolano-brasileñas tanto en el ámbito bilateral, como en el multilateral cuando ambos Estados compartían sus esperanzas para alcanzar la democratización de América Latina y la construcción del sistema hemisférico de protección de derechos humanos, consolidados por los vínculos privilegiados entre los Presidentes Caldera, Lusinchi, Herrera Campins y Carlos Andrés con sus homólogos José Sarney, Tancredo Neves, Collor de Melo y Fernando Henrique Cardoso, y que continuaron con las relaciones entre Lula y Chávez

En la medida en que el sistema democrático venezolano ha venido colapsando, el Parlamento Brasileño ha querido mostrar su preocupación organizando una serie de Sesiones tanto en la Comisiones de Política Exterior del Senado como en la Cámara de Diputados para conocer la realidad y escuchar la posición de dirigentes como Leopoldo López, quien se refirió a la inhabilitación arbitraria que le hicieron hace algunos años; o a Antonio Ledezma, para conocer la opinión del Alcalde Metropolitano de Caracas sobre la aplicación de la cláusula democrática en Mercosur; o a Marcel Granier en relación al cierre de RCTV, o a Ramón Guillermo Aveledo para indagar las propuestas de la opción democrática unida.

La visita de Maria Corina es crucial, ya que algunos sectores que forman parte del Gobierno de Dilma Rousseff, al igual que sectores de oposición, consideran que el Canciller Figueiredo debe asumir un papel constructivo en el rol asignado por UNASUR para lograr una salida democrática, a lo que se suma la preocupación por la creciente militarización, represión y autoritarismo, además de los incumplimientos de compromisos económicos. Es una oportunidad para expresar el rechazo a las medidas arbitrarias e inconstitucionales contra el mandato parlamentario de María Corina, o la detención injustificada de Leopoldo López y los Alcaldes presos, lo que se suma a la represión y las torturas desmedidas en respuesta a la explosión social pacifica de los indignados que se expresan multitudinariamente desde el 12 de Febrero. La gran prensa brasileña ya ha destacado la importancia de la visita de nuestra valiente parlamentaria, cuyas declaraciones sonaran con fuerza en Brasilia para continuar con el llamado hecho anteriormente ante la OEA, que produjo las agudas represalias que muestran la caracterización del régimen.

Related Posts

Encuesta

¿Está usted satisfecho con el aumento de 15 % del salario mínimo decretado por el presidente Maduro?

Loading ... Loading ...