Hoy es Viernes, 25 abril 2014  /   Última actualización: 12:00 am
Consumo 23/12/2013 5:42 pm

Una hallaca aporta al organismo hasta 600 kilocalorías

1

Las comelonas decembrinas pueden pesar mucho en enero

Diciembre es sinónimo de comelonas, calorías en exceso y bebidas espirituosas por doquier; resulta utópico y hasta irrisorio hacer dieta en esta época. Sin embargo, no todo está perdido ni hay que resignarse a recibir el 2014 con kilos adicionales.

No se trata de un truco o de sacrificar algún delicioso producto navideño sino de darle la bienvenida a un nuevo estilo: la hallaca vegetariana que cada año tiene más seguidores, pues complace el antojito de la época y no genera peleas con el jean favorito.

Quienes arrugaron la cara sólo al leer la palabra vegetariana porque piensan que le quita la esencia al plato por excelencia al final del año en el país, están equivocados; hay muchas maneras de preparar el exquisito platillo sin amanecer con un “rollito” nuevo, lo cual no resulta exagerado si se toma en consideración que, en promedio, una hallaca aporta al organismo 600 kilocalorías.

Esta cifra estimada por especialistas del Instituto Nacional  de Nutrición (INN), es lo necesario para cubrir los requerimientos de un almuerzo. Es por eso que los expertos recomiendan reducir los tamaños para poder juntarla en el plato con la ensalada de gallina, el pan de jamón, el dulcito de lechosa y el ponche crema; sino esto se convierte en un plato que puede llegar a proporcionar más de 2.000 calorías, cuando nuestro organismo sólo necesita 2.300 al día.

Quienes no quedaron convencidos con esta opción pueden preparar hallacas más pequeñas o comerlas sólo en las fechas especiales, es decir, el Día del Espíritu de la Navidad, para quienes acostumbran a hacer el ritual; así como el 24 y 31 de diciembre, y no convertirlo en el plato de todos los días más si adicionalmente incluye pernil, ensalada de gallina y pan de jamón.

2Igualmente es importante recordar que bajo ninguna circunstancia se puede sustituir el agua por el refresco ni abusar de la ingesta de bebidas alcohólicas, las cuales aparte de los daños que causan a la figura pueden provocar adicción y un problema de dimensiones  inimaginables.

Ahorre

Además de ahorrar calorías y mantener a raya los grotescos “cauchos” que insisten en formarse al menor descuido en abdomen, cintura y cadera, con la opción de la hallaca vegetariana se ahorra un dinero que puede invertir en la compra de una prenda de vestir para compensarse por su buena alimentación.
Mientras la hallaca tradicional, ícono de la temporada decembrina en el país, está conformada por  harina de maíz, aceite vegetal (mejor sustituto de la manteca de cochino), pimentón, ají dulce, cebolla, alcaparras, aceitunas, pasitas, cerdo, pollo o gallina y carne de res, aparte de las hojas de plátano y el pabilo para envolver y amarrar, la opción más verde va rellena con huevo sancochado, chayota, berenjenas y plátano.

Este plato sale más barato a la hora de elaborarlo o adquirirlo en la calle, donde desde ya las están ofertando a  partir de 45 bolívares fuertes; sin embargo, y producto de la especulación que suele reinar al cierre del año debido a la alta demanda, los vendedores consultados señalaron que ese es el precio “por ahora” porque a partir del 24 de diciembre se espera un aumento, tendencia que irá en alza el hasta el 31 de este mes.

Por eso es recomendable hacer las compras con antelación para no ser víctimas de los comerciantes inescrupulosos que venden con sobreprecio y deben ser denunciados ante los entes competentes para que apliquen las sanciones de rigor.

Plato con historia

Cada uno de los ingredientes de este calórico plato tiene sus raíces. La hoja de plátano fue usada por los afrodescendientes y los indígenas desde principios de su historia. La masa significa la tradición americana del hombre de maíz y se impone como tradición en la cultura alimentaria de nuestra nación.

En el interior de la hallaca se aprecia el crisol del mestizaje, la llegada de los europeos a estas tierras a través de los guisos de carnes de gallina, cerdo y res, aceitunas, alcaparras y pasas. La hallaca personifica el amasijo de culturas, de costumbres propias e impuestas.

El origen de este alimento se remonta a la época de la colonia. Cuenta la historia que los indígenas elaboraban este plato con las sobras de las comidas de sus amos, mezcladas con masa de maíz, envuelto en hojas de plátano para darles el sabor de este tubérculo; así nació este alimento tan emblemático para la idiosincrasia nacional, producto del mismo proceso de mestizaje al que fueron sometidos los pueblos originarios.

Con el tiempo cada región de Venezuela le ha impreso el sello característico de sus tradiciones gastronómicas y es así como en Oriente les agregan papas y huevos sancochados en rebanadas, en Los Andes garbanzos y tomate, en Los Llanos gallina y en el centro ciruelas pasas.
Johana Rodríguez – jrodriguez@diariolaregion.net/@michellejrl

Related Posts

Encuesta

¿Cree que los estudiantes deben participar en la Conferencia de Paz convocada por el Gobierno?

Loading ... Loading ...